sábado, 1 de septiembre de 2018

Bares,qué lugares... Bocadillo de Calamares (Actualizado)

Estamos de vuelta y para empezar el nuevo curso os traemos nuestro artículo sobre bares para probar deliciosos bocatas de calamares actualizado en lugares y crítica.
¡ A disfrutar !

¿Es posible comer sabrosos bocadillos de calamares fritos en un lugar donde no hay mar?
Basta darse un paseo por Madrid, disfrutar de sus calles y monumentos y como parada final, "devorar" uno de esos ricos bocadillos que son, desde el siglo XX, uno de los símbolos del tipismo madrileño.
Cuando se habla de gastronomía madrileña, se habla mucho de callos, cocido madrileño, gallinejas, entresijos... pero algunos libros y guías olvidan mencionar ese delicioso y típico "manjar" que es el bocadillo de calamares, calamares fritos o a la romana por supuesto. Como curiosidad contar que los calamares a la romana reciben su nombre  por "culpa " de los misioneros jesuitas romanos quienes, en tiempo de cuaresma, comían alguna verdura o pescado como los calamares pasados por harina y fritos para darles alguna gracia y un poquito de consistencia.
Si bien este tipo de bocadillo no es exclusivo de Madrid ya que podemos tomarlos también en ciudades como Zaragoza, A Coruña o Santiago de Compostela; es aquí donde encontraremos más bares que se dedican desde tiempos remotos al noble arte del rebozado y frito calamar...
Los Calamares a la Romana o fritos son también un clásico en otros paises del Mediterráneo como Italia ( Calamari fritti), Grecia (Kalamarákia) o Turquia (Kalamar Tava, con una pizca de pimienta negra).
En Estados Unidos existe hasta un festival de Po-Boy en New Orleans, una especie de bocata de pescado frito y rebozado donde en ocasiones incluyen calamares fritos además de camarones, pequeñas gambas o distintos tipos de carnes...

Como ejemplo para quién no conozca Madrid o simplemente  para quién no conozca alguno de estos bares, reseño aquí una pequeña pero representativa lista de bares clásicos donde tomar el delicioso bocadillo. Os puede parecer aceitoso a simple vista, con un aspecto nada "cool" en los tiempos gourmet que corren pero os aseguro que en cuanto les déis el primer mordisco, reconoceréis un trocito del sabor y la esencia del Madrid tradicional.

En la zona de la Plaza de la Plaza Mayor hay al menos 10 bares donde sirven estos bocadillos aunque nosotros hablaremos de los que a nuestro parecer nos parecen más representativos y "clásicos".

En la calle Botoneras, una pequeña calle anexa a la Plaza Mayor se encuentra el Bar La Campana, decorado con sus azulejos de refranes y dichos populares y en donde te sirven rapidamente los bocadillos.Este bar, según comentó en una ocasión uno de sus camareros, puede servir en épocas navideñas más de 2000 bocadillos en un sólo día... Si dejas propina hacen sonar la campana, claro. En las calles de los alrededores de la Plaza Mayor existen otros bares donde tambien sirven bocadillos como  Casa Rua, Cervecería Postas o La Ideal.


Frente a la Estación de Atocha, muy cerca del Museo Reina Sofia podemos degustar un bocadillo de calamares de diferentes tamaños dependiendo del hambre que tengamos en El Brillante. Peca de caro pero sus calamares doraditos bien merecen un esfuerzo de vez en cuando aunque no sean de nuestros preferidos.

Otro clásico, muy conocido por los universitarios, es el Bar Los Bocadillos, en la zona de Arguelles ( Calle Marques de Urquijo,2). Es un bar más bien pequeño pero merece la pena apretujarse un poco para tomarse uno de sus bocatas.

Para los amantes del riesgo y estómagos fuertes recomendamos los bocadillos de calamares del Esmeralda (C/ General Martinez Campos 1.Metro Iglesia), un viejo bar-cerveceria clásico, de los de camareros con lamparones y dudosa simpatía pero que ofrece unos ricos calamares metidos en pan a un gran precio.

Por último, hablaremos del bar que un día se llamo " El Bocadillo" y hoy recibe el nombre de  De Cine (Calle Luchana,4) . De aquel bar de antaño en donde jóvenes que salían por los bares de copas de la zona se tomaban un bocata a las 2 de la mañana no queda nada y aquel local fritanguero pero con encanto ha dado paso a un moderno bar en donde puedes tomarte una buenísima baguette de calamares después de ver una película en los cines de la zona de Bilbao.



Share:

1 comentario:

  1. Post muy interesante,no conozco algunos de los lugares pero puede que los visite proximamente.
    Un saludo

    ResponderEliminar